10 años de inflación: 690%

5 años de régimen de control de precios sólo han conseguido duplicar el ritmo de aumento del costo de la vida

     


El Banco Central de Venezuela publicó su estadística mensual de aumentos de precios, según la cual durante el mes de septiembre los bienes y servicios aumentaron 2,5%.

Por: Telmo Almada

Por: Telmo Almada

La cifra es preocupante, incluso desde la perspectiva de los registros oficiales, porque significa que el costo de la vida subió más rápido que el mes anterior (2,2% en agosto). De hecho, se trata de la tasa más alta de todo el año, y aún falta por anotar los registros de noviembre y diciembre, los meses más inflacionarios del año, según demuestran las series históricas.

En lo que va de año, la tasa de inflación acumula 18,5%; y durante los últimos 12 meses se sitúa en 27,3%.

Más preocupante aún es el ángulo desde e observa el economista Jesús Casique, quien después de recuperar las series históricas, demuestra que durante los últimos 10 años la inflación acumulada alcanza 690%. Una cifra que se acerca a la denominada hiperinflación pero que, por ocurrir durante un período largo, más bien apunta a demostrar la existencia de un problema de inflación crónica.

Peor aún es el hallazgo de Casique sobre el largo período durante el cual la economía venezolana ha estado sometida a un régimen de control de precios. Desde que se aplicó este torniquete, los precios han subido 263%, a un ritmo que se acerca al doble de las alzas que ocurrieron cuando los precios fluctuaban, en un sistema libre, de acuerdo con las  condiciones de oferta y demanda. Durante los cinco años anteriores a la aplicación del control de precios la inflación fue de 177%.

La tendencia parece indicar que no se podrá cumplir la meta trazada por el Ejecutivo de cerrar el año 2009 con una tasa de aumentos de precios “varios puntos por debajo de 30%”, según prometió el presidente Hugo Chávez. Más concretamente, se ha podido conocer que las autoridades económicas considerarían un éxito cerrar con una inflación de entre 26% y 28%, lo que representaría, una vez más, la tasa más alta del continente.

Hacia este objetivo se dirige la mayoría de las medidas de estímulo económico que, al parecer, el Gobierno anunciará algún día de este comienzo de trimestre. El residente del INE Elías Eljuri –él mismo lo ha dicho- está preparado para cerrar el libro de estadísticas del año con una tasa de crecimiento económico de entre cero y 0,5% y una inflación como la que le Presidente auguró.

Pero el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores, CENDA, tiene serias discrepancias con el INE. De acuerdo con sus propios cálculos –que la estadística oficial nunca respaldará- los precios suben mucho, mucho más rápido.

Por ejemplo, según el CENDA los productos básicos subieron durante septiembre 3,4% en promedio, no 2,5% como dice el BCV. En lo que va de año la inflación llega a 19,6%, no el 18,5 del Gobierno, y en los últimos doce meses el indicador llega a 18,4%.

El Centro concluye que si se tomara como modelo una familia con ingresos hipotéticos equivalentes a dos salarios mínimos de 959 bolívares fuertes, es decir, un total de 1 millón 918 mil de los antiguos bolívares, esta grupo familiar sólo podría adquirir 51,2% de la cesta básica, la mitad de lo que necesita para vivir.


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Un comentario »

Muy interesante!

Posteado por @ilovek a las 11:04 PM, 6 de Octubre 2009