Motín en la cárcel de mujeres de Los Teques

Cerca de 400 reclusas tomaron el Instituto de Orientación Femenina. 20 de ellas resultaron heridas y un grupo se cortó las venas.

     


Las manifestantes piden la destitución de la directora del penal, Isabel González, a quien acusan de atropellarlas y vejarlas frecuentemente.

carcelmed

Las internas piden la destitución de la directora del penal, Isabel Peña

Existen dos versiones sobre la situación: según las reclusas, algunas compañeras resultaron heridas por las bombas y los perdigonazos, mientras que las autoridades lo niegan y aseguran que un grupo de internas, a las que calificaron como “mala conducta”, instigaron al resto para que se sumaran al motín.

Hasta entrada la noche de ayer, los familiares protestaban en las adyacencias del penal, mientras que la Guardia Nacional lanzaba bombas lacrimógenas dentro de las instalaciones, en medio de gritos de las reclusas que, armadas con palos, botellas y otros objetos contundentes, pedían la presencia de la prensa.

Sin embargo, los representantes de los medios no tuvieron acceso al INOF, pues los militares colocaron cadenas de seguridad para mantenerlos alejados. “Es una guerra lo que hay adentro. Se oyen gritos y las están atacando con bombas, ¡por favor que alguien haga algo!”, imploró Carolina Salgado, pariente de una reclusa.

Algunas reclusas trataron de violentar las cerraduras de una celda de castigo a la que denominan “el tigrito”, debido a sus escasas dimensiones, pues consideran que es una violación de sus derechos humanos. Además, denunciaron irregularidades por parte de la GN, específicamente de un subteniente nuevo en el cargo, que a la hora de las visitas no deja pasar la comida y a los menores de edad. Otras intentaron darse a la fuga, pero fueron detenidas por los guardias nacionales.

Humberto Prado, coordinador del Observatorio Venezolano de Prisiones, denunció las carencias del personal penitenciario para afrontar estas situaciones. “Este tipo de eventos recurrentes demuestran la incapacidad de directores que incumplen aspectos elementales de derechos humanos”, indicó. Prado anunció que exigirá al Ministerio Público una exhaustiva investigación de los hechos.

Representantes del Ministerio Público y de la Defensoría del Pueblo que se presentaron en las instalaciones de la cárcel de mujeres hicieron un llamado a los familiares de las madres de los niños, y las instaron a desalojarlos del recinto.

La gente agolpada a las puertas de la cárcel estaba pendiente de estos menores de edad que duermen con sus madres en pleno centro penitenciario. “Hasta ahora han sacado a una buena cantidad, pero creo que todavía quedan algunos adentro”, dijo Nancy Pérez, hermana de una interna. Los infantes que nacen en el INOF, viven con sus progenitoras hasta que cumplen 3 años de edad, para luego ser albergados en la Casa Hogar San José.

Vía El Nacional


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.