libre

Los próceres civiles

Sobre los grandes constructores de Venezuela, el Dr. Convit y el arquitecto Oscar Grauer

     


Mi recién fallecido amigo, Don Pedro Mendoza Goiticoa, me dijo la última vez que almorzamos juntos que deseaba publicar una colección de biografías de próceres civiles, porque “los grandes constructores de lo bueno que hay en Venezuela han sido los civiles”.

Estuve totalmente de acuerdo con este pensar y además le dije que una de esas biografías tenía que ser la suya. Pedro estaba fascinado con el artículo que sobre él escribió Rafael Arráiz Lucca hace dos domingos en El Nacional. Vicente Carrillo-Batalla también escribió una hermosa y muy merecida semblanza suya en El Universal a menos de una semana de su fallecimiento. Pedro iba a cumplir 98 años, y se desempeñaba como un muchacho joven. Tenía proyectos, tenía sueños, tenía esperanzas.

Hablando de esos próceres civiles, pienso en el doctor Jacinto Convit. Hace unos años escribí sobre él cuando tuve el privilegio de que viniera a mi programa de radio. Hoy vuelvo a resaltar su obra, pues Convit, de 97 años y a la cabeza del Departamento de Biomedicina del Hospital Vargas, anunció la semana pasada que ha tenido resultados alentadores en el desarrollo de una vacuna que curaría el cáncer de mama, de colon y de estómago. La vacuna se aplicó a veinte pacientes, y dieciocho obtuvieron resultados positivos. Las excepciones tal vez se debieron a las condiciones particulares de ambos pacientes: uno era diabético y el otro se había sometido a quimioterapia.

Es muy alentador y tiene que ser muy inspirador para los investigadores que el doctor Convit siga en su cruzada de hacer el bien a los demás.

Cuando lo entrevisté le pregunté cuál era el secreto de tanta energía, lucidez y vitalidad. Y escribí en mi artículo de esa semana su respuesta:

“Te voy a responder con una cita de Charles Darwin”, me dijo. Me sorprendió que hablara de Darwin, quien se sabe tuvo una salud tan frágil. Pero más me sorprendió, y me conmovió, la cita de Darwin que usó:

“Todo lo que hacemos en esta vida lo hacemos para que nos amen. Yo vi a mis hermanos sufriendo, y entendí que alguien tenía que amarlos. Ese amor ha sido el motor de mi existencia”.

En una de las entrevistas que le hicieron, Convit rechazó que lo tildaran de “genio”, y agradeció el gesto de postularlo –nuevamente- al Premio Nobel de Medicina, aunque destacó que su verdadera satisfacción es su trabajo diario de curar gente. Un prócer civil en toda la extensión de la palabra.

Casi al mismo tiempo de conocer sobre la vacuna del Dr. Convit, me llegó otra estupenda noticia: el arquitecto Oscar Grauer, egresado de la Universidad Simón Bolívar, con Maestría y Doctorado en Diseño en la Universidad de Harvard, creador y coordinador de la Maestría de Diseño Urbano en la Universidad Metropolitana –según opiniones muy calificadas el mejor postgrado de la Unimet- fue invitado por el Provost de la Universidad de Harvard para ocupar -a partir de septiembre de este año- la Silla de Profesor Visitante “Robert F. Kennedy” en Estudios Latinoamericanos, cargo que ejercerá en la Graduate School of Design, donde se graduó hace treinta años.

Grauer es el primer venezolano que recibe este honor, del que también han sido objeto figuras de la talla de Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Domingo Cavallo y Antanas Mockus, entre otros. El Dr. Grauer se incorporó este año a la Academia de la Ingeniería y el Hábitat, donde ocupa el sillón II. Dentro de su extensa y exitosísima carrera profesional cabe destacar su tesis doctoral “Principios, Regulaciones y Forma Urbana: El Caso Venezuela”, en la que “demuestra un proceso de creación de regulaciones de diseño para nuevas estructuras urbanas, considerando principios de organización social, eficiencia y justicia, enmarcados dentro una cultura específica”. También es suyo el proyecto para la Reconstrucción de Vargas (que realizó en equipo con David Gouverneur) y últimamente ha orientado su trabajo a la resolución de conflictos a través del manejo de los espacios públicos.

La igualación para abajo que intenta el gobierno no se dará mientras haya Mendozas, Convits y Grauers. Hacia allí apuntan nuestras esperanzas.

CodigoVenezuela.com es un medio de comunicación abierto y tolerante ante todas las corrientes del pensamiento y tendencias políticas siempre que sean respetuosas de la Ley y de los valores democráticos; CodigoVenezuela.com no necesariamente comparte las opiniones expresadas por sus colaboradores y columnistas, éstas son entera responsabilidad de sus autores.


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.