libre

Margarita Infanta

Francisco Suniaga es el mejor ejemplo de que no existe una edad determinada para iniciar una carrera literaria

     


La mejor demostración de que no existe una edad determinada para iniciar una carrera literaria, publicando el primer libro, está personificada en el escritor venezolano Francisco Suniaga(1954), quien empezó la suya a los cincuenta y un años, después de haber crecido, estudiado, viajado y vivido, lo que es fundamental para escribir. Estas reflexiones nos han venido otra vez a la mente ahora que tenemos en nuestras manos ese precioso libro suyo que es Margarita Infanta(Caracas: Mondadori, 2010.121 p.) su primer manojo de cuentos.

Desde sus inicios Suniaga ha sido celebrado novelista por La otra isla(Caracas: Todtmann,2005.258 p.) y El pasajero de Truman(Caracas: Mondadori,2008. 305 p.), que se cuentan entre los libros que más interés han suscitado entre lectores y críticos en la última década. La otra isla tiene ya nueve ediciones, lo cual es todo un especial logro para un escritor venezolano que inicia su presencia en nuestras letras. Suniaga lo hizo de forma rotunda. Y el camino que tiene por delante no dudamos, con estos frutos previos, que será hondamente creador.

Precisamente el tema de La otra isla es un suceso acaecido en la isla de Margarita. Ahora en su Margarita Infanta su autor vuelve a las tierras de su querencia, él es margariteño de La Asunción y desde las memorias de su niñez están construidos los diez y siete relatos que forman este bello libro, una de las más hermosas evocaciones de la infancia publicadas en los últimos tiempos dentro de la ficción venezolana. No es Margarita Infanta un libro de cuentos infantiles pero desde luego, además de los adultos, deberían ser leídos por nuestros niños y adolescentes. No dudamos que los profesores, sobre todos las maestras siempre sensibles, como lo son nuestras mujeres, lo tomaran como modelo para las lecturas que inculcaran a sus alumnos.

El tema de Margarita Infanta, como nos lo dice su título es la infancia. Es la historia de un tiempo ya ido en la vida del autor, en la vida de la isla de Margarita y en la propia Venezuela. Un tiempo, pongamos por caso, propio de lo que era aquella vida allá desde mediados de los años cincuenta hasta ya entrados los sesenta. De hecho el último de los relatos tiene fecha:1967, cuando al menos su autor era un adolescente y visitó Caracas por vez primera.

Todo toca en estas narraciones el tiempo de las memorias imborrables. Sobre todo cuando la infancia ha sido feliz. Si no lo es el dolor llenará nuestra vida, ese la diferencia entre el escribir lleno de vida y de nostalgia de Suniaga o el infinito dolor que llena las escrituras de nuestro gran poeta José Antonio Ramos Sucre(1890-1930) también nacido en tierras del oriente venezolano, pero cuya infancia siempre estuvo llena de dolor. Esa es la diferencia. La infancia para ser una querencia debe ser feliz. El libro de Suniaga nos lo demuestra.

De allí que leamos en “Azogue”. “como se sabe, el tiempo en la infancia tiene sus propias pautas”(p.104). Sobre la época recrea encontramos en “Popule Meus”:“cuando yo no era un niño y cuando La Asunción ya no era mi ciudad”(p.56), que es el tiempo posterior, cuando la rememoración debe hecha. Por ello conoce el lugar de donde se espiga su vivir y su recordar,“mi casa, mi vieja casa de adobe, bahareque y techo de tejas, donde nací y fui niño”(p.58). O en “Herón y otras palabras”, “en aquellos nuestros tiempos infantiles, cuando, más allá de lo geográfico, Margarita era de verdad una isla, sin televisión ni emisoras de radio foráneas”(p.88).

Insiste mucho, y así debe ser, en la presencia del mar, por ello insiste en “la irreverencia Caribe”(p.57), que es su ámbito propio, o piensa en el hecho de que uno de sus personajes era “medio poeta como todo hombre de mar”(p.92), porque estar cerca del mar, mirarlo siempre, sentir felicidad solo por poder ir cada día a bañarse en él tiene sentido(p.111), porque estar frente al mar es estar cada día frente a la vida, cuyas tonalidades no las indica cada día el piélago. Y es desde ese lugar que se sitúa todo lo que para el protagonista de estos relatos, que tienen mucho de autobiográfico, o todo,“sigue allí, eterno, inexpugnable en nuestra memoria”(p.54). Y es desde allí, desde la memoria, pero especialmente desde el corazón, que “traviesa, nos tiende sus inocentes celadas de nostalgia”(p.17), melancolía que le permite atrapar el sucederse de “aquella Margarita de pescadores y contrabandistas”(p.21), “donde nuestros ojos margariteños, rodeados de agua por todas partes y, encima, privados de la televisión, podían mirar más lejos”(p.22), por ello “no me quedó más remedio que acoger en la mente a todos mis héroes y hacer más ancha y profunda mi capacidad infantil de soñar”(p.51), rememoraciones atrapadas desde los recuerdos más viejos, desde aquellos momentos en “donde más se ejerció la infancia”(p.22).

Y son aquellos ya ido, lo que no volverán lo que le permiten volver a ser a aquella “generación de margariteños que se ha ido extinguiendo tan apaciblemente como vivió”(p.48), los que encarna, en el relato más memorable de Margarita Infanta, en el que su apacible progenitor y en el profesor Jesús Manuel Subero(1922-2001), el historiador de la isla, cliente de la sastrería de su papá están presentes. Ello lo hace en el cuento que es para nosotros el central de esta inmensa evocación que es Margarita Infanta. Por ello leemos en “Los trajes negros del profesor Subero”, “El profesor Subero, el último de los clientes-cómplices ya no está. Se fue hace años. El sastre de la Asunción se nos fue en junio de 2005. Y la Margarita que todos ellos eran, languidece en los zaguanes de las viejas casas mientras mira pasar su propio cortejo”(p.49). Tal la inmensa elegía que este libro pone ante nuestro espíritu. La elegía es poema que se escribe siempre para lamentar la muerte, de una persona o de un acontecimiento que debe ser llorado. Así decir que Margarita Infanta es libro elegíaco es correcto. Pero una elegía que a la vez, como tiene lo contiene el género, no hace sonreír, nos llena de alegría.

Hay, desde luego, en Margarita Infanta más de un cuento digno de subrayarse.  “Los trajes negros del profesor Subero”, no parece el mayor, leyéndolo una y otra vez nos parecía estar volviendo a los versos de Mi padre, el inmigrante(Caracas: Suma,1945.45 p.) de Vicente Gerbasi(1913-1992), la más alta elegía sobre la figura del padre en nuestra poesía. Ahora en nuestra prosa debemos anotar este cuento de Suniaga, tan bien parido, tan bien creado, que nos parece poder escuchar a los dos amigos conversando.

Destacamos otros: “El maestro Fiel”, sobre Fiel Malaver, el ductor en la escuela de estos niños, iguales que Suniaga y su hermano, quienes niños aparecen en la foto que está en la portada, lo cual no indica el sentido personal de estas ficciones.

Igual debemos decir de “Leonet”, sobre el amigo que cuenta películas;  “El cine de Felix Silva”; la llegada del circo a La Asunción en “Azogue”, del Circo Zamudio Hermanos, o “Brígido”, “supe que lo suyo fue tristeza”(p.93), dice el cuentista, por haber sido el protagonista del relato testigo del momento en que la gente margariteña dejó de ser “pobre pero honrada”, fue Cuando un ladrón asaltó su negocio, Brígido cayó en la más honda depresión que solo aquel niño que cuenta pudo comprender.

La presencia aterradora del Tirano Aguirre(c1511-1561) quien cometió sus primeros crímenes en tierra venezolana precisamente en Margarita, cuya alma en pena deambula por entre los venezolanos, mirado de singular forma en “Tirano”, allá al asesino lo llaman “El Loco”, “El traidor”, el “Tirano”. Siempre suscitó miedo el Tirano Aguirre, en Margarita tanto como en Barquisimeto, donde fue muerto, previamente con sus propias manos había dado muerte a su hija Elvira, para que no fuera cama de nadie en ese país de “comedores de arepas” como nos llamó. Ese terrible temor a aquel asesino vesánico se recrea en este cuento así: “Nada dice de lo ocurrido con él más allá de su muerte. Pero en Margarita, sin necesidad de que nadie la escribiera, se vivió otra historia. Aquí fue un hecho cierto que, por alguna razón no explicada hasta ahora, en lugar de quedarse en Barquisimeto, donde había recibido la muerte, su alma impenitente se vino a vagar por las noches estivales de esta isla. Espíritu obstinado, atormentado y atormentador, que en su caballo de sonoros herrajes, con su armadura, arcabuz, espada y lanza en ristre, recorría las calles de los pueblos de la isla en busca de nuevas víctimas”(p.39).

En el cuento “Popule Meus” Suniaga nos hace pensar que si con  el  recuerdo de este hecho fantástico, de hecho nunca ha sucedido, los venezolanos se curan de sus desgracias, logran tener un triunfo, al pensar que esa pieza es tocada, todos los años, en la Semana Santa en Roma, en el Vaticano, en la Capilla Sixtina, como dicen los caraqueños. Es una bella falacia, pero así está en nuestra memoria colectiva y nos gratifica.

En todos los cuentos de Margarita Infanta se propuso su autor dar vida a aquello que siente uno de sus personajes, de “El más grande abrazo”, cuando escribe “Escucharlo era como leer a Julio Verne pero mejor porque decía mentiras tan descomunales y tan hermosas que era intolerable pensar que no fueran verdades. De hecho, secretamente deseábamos que sus historias no fuesen falsas”(p.34). Eso es la ficción. La celebramos otra vez.

CodigoVenezuela.com es un medio de comunicación abierto y tolerante ante todas las corrientes del pensamiento y tendencias políticas siempre que sean respetuosas de la Ley y de los valores democráticos; CodigoVenezuela.com no necesariamente comparte las opiniones expresadas por sus colaboradores y columnistas, éstas son entera responsabilidad de sus autores.


INFORMACIÓN RELACIONADA
  • No Related Post

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.

where to get pure garcinia cambogia in australia buy garcinia cambogia new zealand calories in 1 cup of kidney beans garcinia cambogia weight loss combination garcinia cambogia is it safe can you have kidney beans on south beach diet pure white kidney bean extract and diabetes kidney bean extract and weight loss white bean recipes for toddlers que es la garcinia cambogia extract white spotted kidney disease garcinia oblongifolia protein in red kidney beans i used to be a kidney bean song take two pure garcinia cambogia pill per day pure garcinia cambogia plus phone number pure garcinia cambogia extract gold garcinia cambogia philippines mangosteen hca garcinia cambogia tropfen erfahrungen are red kidney beans good for you yahoo the natural hca in garcinia cambogia how many carbs in light red kidney beans are white kidney beans good for dogs what kinds of white beans are there diet pills garcinia does green coffee beans really work to lose weight original garcinia cambogia product rightway garcinia cambogia side effects dr oz garcinia cambogia at gnc vegan white kidney bean recipes recipe for white beans white kidney beans bulk carbs in canned kidney beans take two pure garcinia cambogia pill per day white kidney bean extract phase 2 goya red kidney bean recipes how much weight loss garcinia cambogia hxpxeexnprbweuv what can u make with kidney beans can i substitute white kidney beans for cannellini beans vitamin d in kidney beans now foods super citrimax garcinia cambogia extract side effects of carb blocker 2 light red kidney beans recipe natural factors garcinia cambogia green beans to help dog lose weight white bean diet pill oz garcinia cambogia where to buy what brand of garcinia cambogia works the best sausage and red kidney beans recipe what can i make with kidney beans garcinia cambogia quit smoking is garcinia cambogia powder effective pure garcinia cambogia best brands side effects garcinia cambogia 1300 pure garcinia cambogia in australia garcinia does it work kidney bean gumbo where to buy original garcinia cambogia extract garcinia cambogia diet supplement reviews white kidney bean dosage carb count for white beans miracle garcinia cambogia instructions garcinia cambogia 1000 mg side effects growing white lady runner beans white kidney bean vs navy beans garcinia cambogia chemist warehouse review can garcinia cambogia cause weight gain how much protein is in a cup of kidney beans kidney bean zinc garcinia cambogia for weight loss in india eating baked beans to lose weight pure garcinia cambogia vs mangosteen pure health naturally garcinia cambogia walmart dosage of garcinia cambogia white kidney bean extract research kidney beans carbs buy kidney beans bulk garcinia fruit recipes where can i buy garcinia cambogia in usa natural brand garcinia cambogia where can i find pure garcinia cambogia in stores garcinia cambogia side effects sweating garcinia cambogia extract with potassium no fillers is eating kidney beans good for weight loss side effects of garcinia cambogia gnc garcinia cambogia fruit whole foods garcinia cambogia with more than 60 hca shelf life of kidney beans in a can hca max garcinia cambogia mince red kidney beans recipe calories in 2 oz kidney beans what brand of garcinia cambogia works the best where do you buy white bean extract can you buy frozen kidney beans life cycle of a kidney bean plant feeding kidney beans dogs natural garcinia cambogia customer reviews kidney bean fiber buy oral phytoceramide