Londres retorna a la calma

Los refuerzos policiales en las principales ciudades de Reino Unidos tuvieron resultados ayer, al tiempo que los tribunales aceleran las causas contra los detenidos

     


Londres y las principales ciudades de Inglaterra –incluidas Liverpool, Birmingham y Manchester– han despertado este jueves en calma tras una noche sin incidentes graves, la primera desde el comienzo de la oleada de disturbios el pasado fin de semana. Si bien se detectaron pequeños altercados en algunos lugares, la situación no es comparable con la de noches anterior.

A ello ha contribuido el amplio refuerzo policial en las calles. Solo en Birmingham 6.000 policías velaban por el orden público. En esta ciudad se celebró igualmente sin incidentes una vigilia por los tres jóvenes que murieron el jueves, tras ser atropellados cuando protegían su barrio de posibles saqueos y disturbios.

Desde la noche anterior unos 16.000 agentes patrullaban las calles de la capital británica. No obstante, hubo pequeños enfrentamientos entre la Policía y seguidores del grupo de extrema derecha Liga de Defensores de Inglaterra en Eltham, barrio en el sureste de la ciudad.

Concretamente ha habido refuerzos policiales en Londres, Manchester, West Midlands (donde se sitúa Birmingham), Gloucestershire (Gloucester), Nottinghamshire (Nottingham) y Avon and Somerset (Bristol). Las autoridades habían asignado una fuerza de emergencia de agentes antidisturbios que finalmente no han sido desplegados, informa el periódico ‘The Guardian’.

Por otro lado, tribunales de todo el país han aprovechado esta noche para acelerar los procesos judiciales contra detenidos por su relación con saqueos y otros delitos. La BBC informa de que ya son más de 1.100 los detenidos desde que comenzaron las refriegas, el pasado sábado. Entre ellos destacan un niño de 11 años y un profesor de primaria, quienes ya han comparecido ante la justicia.

 

Cámeron ofrece mano dura

El premier británico, David Cameron , dejó ayer en claro que su respuesta a los peores desórdenes sociales que se recuerden en este país será el rigor, la mano dura.

“Necesitábamos contraatacar y el contraataque ha comenzado”, dijo el premier, que anunció una nueva batería de medidas para restaurar el orden. Cameron, que se vio obligado a interrumpir sus criticadas vacaciones en una lujosa villa de la Toscana para enfrentar el descontrol londinense, se juega su futuro político con el manejo de esta crisis .

La violencia estalló el sábado pasado en el barrio de Tottenham, en el norte de esta capital, donde una marcha de protesta por la muerte de Mark Duggan, un hombre de color de 29 años baleado en circunstancias confusas por la policía, degeneró en una batalla campal que incluyó saqueos, incendios de edificios y devastación.

 

EPLA NACIÓN |@CodigoVenezuela


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.