El Nuevo Herald: el cáncer de Chávez es irrecuperable

El médico José Marquina dice que el mandatario tiene una expectativa de vida menor a un año

     


El presidente venezolano, Hugo Chávez, padece de un cáncer sumamente raro que se encuentra en una etapa tan avanzada que es básicamente incurable, afirmó el jueves un médico venezolano que asegura haber tenido acceso a parte de la información clínica. José Marquina, un respetado médico cuyos comentarios sobre la salud del mandatario han causado furor en las redes sociales, advirtió que Chávez enfrenta una expectativa de vida de menos de un año, producto de un raro tipo de cáncer que en este momento sólo puede ser combatido con tratamientos experimentales disponibles en un puñado de centros especializados, ninguno de ellos ubicados en Cuba.

“Ya el cáncer está sumamente avanzado. La mayoría de los médicos, cuando la enfermedad está con este grado de avance, recomiendan al paciente que pase los últimos días con su familia”, comentó Marquina en una entrevista con El Nuevo Herald realizada en los estudios de MediaVista Group, en Naples.

“Lamentablemente, el tumor de Chávez está en ese punto. Los agentes quimioterapéuticos que le podrían dar son experimentales y sólo le pudieran aumentar la expectativa de vida, pero el cáncer no se le va a curar […]. Chávez tendría una expectativa de vida de entre seis y ocho meses, y hasta de un año, con tratamiento adecuado”, comentó.

El cáncer que padece el mandatario se trataría de un leiomiosarcoma, tumor de tejido muscular liso, que probablemente se originó en la vejiga del mandatario y que luego tuvo una invasión del retroperitoneo. Es una enfermedad de características muy parecidas al rabdomiosarcoma, pero el segundo aparece en tejido muscular estriado, explicó Marquina.

Los dos son sumamente difíciles de tratar, explicó Marquina, quien realizó sus estudios de postgrado en Medicina en el Hospital Jackson Memorial y actualmente ejerce en Naples y es profesor de Nova Southeastern University.

Ahora que el cáncer hizo metástasis en varias partes del cuerpo, incluyendo el hígado, su condición es sumamente compleja y difícilmente podrá ser tratado adecuadamente por médicos cubanos, comentó Marquina, quien asegura haber recibido información detallada de la condición del mandatario por personas muy cercanas a la situación.

De hecho, Chávez ha sido muy mal atendido desde que se le detectó el cáncer, sostuvo Marquina.

“El tratamiento ha sido un desorden total. Inicialmente empezaron a tratar para un cáncer de colón […] y después se dieron cuenta de que no era de colón, sino que parecía un cáncer de la vejiga”, relató.

El tratamiento que le empezaron a dar en ese entonces era de una altísima toxicidad para la médula y provocaba sangre en la orina. Esos tratamientos, dijo, son convencionales para cierto tipo de cáncer, pero no fueron adecuados para el mandatario.

Y luego fue sometido a altísimas dosis de quimioterapia, como medida preventiva.

“Nadie, absolutamente nadie, recibe altísimas dosis de quimioterapia por profilaxis. Esas se las dan porque tiene un tumor totalmente diseminado. El problema es que le dieron la quimioterapia equivocada.”, comentó. Lea la nota completa en El Nuevo Herald.

EL NUEVO HERALD | @CodigoVenezuela


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.