libre

Hospitales Coloniales en Venezuela (III) “El Hospital San Pablo” | Por Dr. Daniel José Sánchez Silva

Tanto el hospital como el templo de San Pablo fueron demolidos en 1876 por Guzmán Blanco para construir el Teatro Guzmán Blanco, hoy Teatro Municipal

     


 Dr. DANIEL  SÁNCHEZ SILVA. El Real Hospital de San Pablo tuvo un origen religioso, por la que podría ser la primera orden capacha del país, los Hermanos de Pobres, lo que señala su orientación humanitaria y caritativa. Su construcción fue aprobada por el Cabildo el 22 de febrero de 1602, y para agosto ya estaba en funcionamiento con cuatro pacientes en camas que no eran más que catres.

Era sólo para atención de hombres indigentes, y estuvo situado a un lado del templo de San Pablo, donde hoy se levanta el Teatro Municipal. Inicialmente estaba constituido sólo por una enfermería, que con el tiempo se le fueron agregando otros ambientes como sala de unciones –vaporizaciones mercuriales para el tratamiento de la sífilis – sala para reos de Estado, un cuarto para héticos o tuberculosos y la sala de San José para los enfermos de Viruela.

 El Hospital San Pablo era exclusivo para hombres, y adquiere carácter cívico militar para el siglo XVIII, encontrándose indistintamente enfermos civiles y militares, construyéndose en 1751 una sala especial para el cuerpo castrense. Se sostenía, desde el punto de vista económico, por las limosnas recogidas por la orden religiosa, los que pagaban los militares por su atención, algunos impuestos, como el de anclaje, alquileres e hipotecas, y participó de los diezmos a partir de 1742, cuando paso a formar parte de la administración colonial.

 Fue en el Hospital Real de San Pablo donde se inició la educación médica en Venezuela el 10 de octubre de 1763, de la mano del Dr. Lorenzo Campins y Ballester fundador de los estudios médicos en nuestro país. Los hospitales de la época colonial en su mayoría se mantuvieron tradicionalmente bajo la égida de las autoridades religiosas. A raíz de la promulgación de la Real Cédula de San Ildefonso del 21 de septiembre de 1742, las autoridades eclesiásticas perdieron toda injerencia en el funcionamiento del Hospital San Pablo. A partir de esa fecha la responsabilidad del funcionamiento del hospital quedaba en manos de los gobernadores.

Durante el siglo XVIII, las labores administrativas recaían en la figura del mayordomo quien representaba la principal autoridad del hospital, tenía amplias facultades de administrador y director, intervenía en el nombramiento del personal médico y del personal auxiliar, y rendía cuentas al gobernador de sus actuaciones y de su desempeño en el hospital. En última instancia, la autoridad del Rey siempre privaba en los asuntos relativos al funcionamiento del hospital, siendo el gobernador y Capitán General de la Provincia su Vicepatrono. Es en la Administración de Gonzalo Quintana Barreto cuando se establece una contabilidad general y detallada de los gastos e ingresos del hospital y es a través de esta gestión que encontramos la mayor cantidad de documentación respecto a la historia del San Pablo. Bajo la administración del mayordomo Gonzalo Quintana Barreto (1759-1777) el hospital aumentó progresivamente su capacidad para albergar enfermos, ya en 1770 el número de camas era de 50, llegando a un número aun mayor con la presencia de enfermos militares.

 Tanto el hospital como el templo de San Pablo fueron demolidos en 1876 por Guzmán Blanco para construir el Teatro Guzmán Blanco, hoy Teatro Municipal, luego de pasar casi tres siglos de servicio como hospital pionero y principal de Caracas.

 DANIEL SÁNCHEZ SILVA |@CodigoVenezuela

CodigoVenezuela.com es un medio de comunicación abierto y tolerante ante todas las corrientes del pensamiento y tendencias políticas siempre que sean respetuosas de la Ley y de los valores democráticos; CodigoVenezuela.com no necesariamente comparte las opiniones expresadas por sus colaboradores y columnistas, éstas son entera responsabilidad de sus autores.


INFORMACIÓN RELACIONADA

DANOS TU OPINIÓN

Los comentarios están cerrados.