Fracasaron el atropello y la imposición en Sidor ¡A reabrir el respeto y el diálogo! | Por @damianprat

Fracasaron el atropello y la imposición en Sidor ¡A reabrir el respeto y el diálogo! | Por @damianprat

El más reciente intento de represión y amedrentamiento es patético. Una vergüenza. Colocar funcionarios de la policía política, con armas largas, en el portón 3 y otras áreas de acceso a Sidor, requisando buses y carros, es una fea provocación

DAMIAN PRAT.- El más reciente intento de represión y amedrentamiento es patético. Una vergüenza. Colocar funcionarios de la policía política, con armas largas, en el portón 3 y otras áreas de acceso a Sidor, requisando buses y carros, es una fea provocación. Un bochorno. ¿Qué esperan lograr con eso? ¿No aprendieron aún que todo lo que han hecho en las semanas recientes lo único que ha logrado es unir más a los trabajadores en su decisión legítima y justa de lucha?

Miguel Braceli, lo fugaz como memoria | Por @FaithaNahmens

Miguel Braceli, lo fugaz como memoria | Por @FaithaNahmens

El arquitecto de las instalaciones más asombrosas, y quien acaba de ser reconocido con el segundo premio del Salón de Jóvenes con FIA es, en realidad un recreador de las circunstancias, un artista de la brevedad. Inventor y traductor de la realidad, en la escena inconexa aparece y desaparece como el mago que es

Faitha Nahmens.- El arquitecto de las instalaciones más asombrosas, y quien acaba de ser reconocido con el segundo premio del Salón de Jóvenes con FIA es, en realidad un recreador de las circunstancias, un artista de la brevedad. Inventor y traductor de la realidad, en la escena inconexa aparece y desaparece como el mago que es.

Qué regreso y qué clases | Por Fernando Luis Egaña

Qué regreso y qué clases | Por Fernando Luis Egaña

La educación se ha deteriorado en términos cuantitativos, léase salarios reales de los maestros, o porcentajes de escolaridad efectiva, o número de docentes en ciencias, o cantidad de planteles en relación a la población en edad escolar, o en muchas otras categorías

Cuando uno piensa que en el siglo XXI, el Estado venezolano ha recibido el equivalente a 1.500 millardos de dólares –1.000 millones de dólares multiplicado por 1.500. Cuando uno piensa que el subsidio económico al régimen de los hermanos Castro Ruz, en casi 16 años, puede estimarse en 100.000 millones de dólares. Cuando uno piensa que la corrupción cambiaría sólo en el año 2012 fue de 25.000 millones de dólares…

¿Nos vamos o nos quedamos? | Por Nancy Colina @nancycolina2

¿Nos vamos o nos quedamos?  | Por Nancy Colina @nancycolina2

Aunque el mundo está abierto, aunque cualquier país puede ser el nuestro, es triste irse por las razones que obligan al venezolano a partir. ¿Qué decir? ¿Qué hay que quedarse? ¿Qué hay que luchar? ¡¡¡¡¡¡CLARO¡¡¡¡¡¡¡¡¡. Es lo que debemos hacer, es lo que nos toca hacer, pero no es fácil

Por allí cuentan que en los últimos años, desde la llegada de lo que se ha llamado la Quinta República, Venezuela ha visto partir a más de un millón seiscientos mil de sus hijos, más o menos un cinco por ciento de su población total.

Permanecer en pie | Por Ángel Rafael Lombardi @LOMBARDIBOSCAN

Permanecer en pie | Por Ángel Rafael Lombardi @LOMBARDIBOSCAN

El ciudadano hoy en Venezuela está urgido más que nunca de una serenidad heroica que le permita permanecer en pie, una paciencia a prueba de balas y un optimismo realista basado en conductas valientes

“Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación”, ECLESIÁSTICO

“Ni tan chéveres ni tan iguales” de Gisela Kozak | Por Roberto Lovera De-Sola

“Ni tan chéveres ni tan iguales” de Gisela Kozak  | Por Roberto Lovera De-Sola

Antes de entrar unas consideraciones previas. Este libro de Gisela Kozak nos lleva a un hecho a través del cual han pasado todas las generaciones intelectuales de Venezuela: es el momento en que nos hemos hecho la pregunta por la identidad, cuando nos interrogamos sobre qué somos los venezolanos y cómo somos

Creemos que hay que darle un lugar especial, dentro del ensayo que hoy se escribe entre nosotros, a este de Gisela Kozak Rivero (1963): Ni tan chéveres ni tan iguales (Caracas: Ediciones Puntocero, 2014. 140 p.).

Por dónde asomes… hay ruina y retroceso | Por @damianprat

Por dónde asomes… hay ruina y retroceso | Por @damianprat

Durante algunos años, no pocos partidarios del gobierno, aún esperanzados en la promesa de “la revolución”, atribuían a “burócratas” las evidencias de ruina en ésta o aquella empresa del estado u organismo público donde campeaba la corrupción

DAMIAN PRAT. Durante algunos años, no pocos partidarios del gobierno, aún esperanzados en la promesa de “la revolución”, atribuían a “burócratas” las evidencias de ruina en ésta o aquella empresa del estado u organismo público donde campeaba la corrupción. Decían que eran “las fallas” inevitables de un proceso en el que unos pocos falsos revolucionarios, a veces “infiltrados” dañaban lo que en casi todos lados “iba muy bien”. Aunque ya era evidente que el retroceso era lo único generalizado, se podía comprender el mecanismo “de defensa”. Siempre es doloroso descubrir que aquello en lo que pusiste tantas esperanzas estaba fracasando. Que la falla era “el modelo”, es decir, “el sistema” que yo he calificado como “el estatismo salvaje” y no un funcionario malo aquí o allá.

El bachaqueo de cada día | Por Golcar Marquina @Golcar1

El bachaqueo de cada día | Por Golcar Marquina @Golcar1

El “bachaqueo” cotidiano se impone. La escasez y altos precios obligan a los comerciantes a salir a buscar alternativas que les permitan seguir funcionando e incluso tener ventajas comparativas para competir en el mercado

Imprenta y guillotina | Por @giocondaespina

Imprenta y guillotina | Por @giocondaespina

Murió Michaelle y entonces toda la aventura de Esteban, el menor de los primos hermanos habaneros huérfanos y herederos de una casa comercial, se hizo más sugerente

GIOCONDA ESPINA.- Por esos azares de la vida, estaba leyendo yo, por primera vez, El Siglo de las Luces (1962, Barral, Ediciones de Bolsillo 51) de Alejo Carpentier, cuando recibí la noticia de la muerte de Michaelle Ascencio, la escritora venezolana nacida en Haití, justo la amiga con la que hubiera podido comentar mi impresión de esta lectura pendiente hace años y que quién sabe por qué había pospuesto (creía que sí la había leído en tiempos de estudiante de Letras). Murió Michaelle y entonces toda la aventura de Esteban, el menor de los primos hermanos habaneros huérfanos y herederos de una casa comercial, se hizo más sugerente. Esteban es el personaje principal de la novela que se desarrolla en los años siguientes a la Revolución Francesa de 1789 y hasta el último año del llamado Siglo de las Luces, cuando desde Francia llegaban a las Antillas francesas funcionarios y también ex funcionarios expulsados por las distintas direcciones del proceso que, como ha dicho Elizabeth Roudinesco en sus varios análisis de la Revolución, apenas duró 10 años; luego todo fue intolerancia y guillotina de presuntos y reales restauradores de la monarquía, primero, y de los mismos líderes revolucionarios, después. Todo lo cual llevó al triunfo de Napoleón y la instauración de una nueva monarquía expansionista.

Esa pollera no es colorá | Por Carolina Jaimes Branger @cjaimesb

Esa pollera no es colorá |  Por Carolina Jaimes Branger @cjaimesb

Tuve la oportunidad de estar en Colombia durante las elecciones presidenciales. Interesante ver el proceso de cerca, con funcionariosamables (nada parecido a muchos del Plan República, claro, Bogotá sigue siendo una universidad y Caracas un cuartel, Bolívar dixit)

Tuve la oportunidad de estar en Colombia durante las elecciones

presidenciales. Interesante ver el proceso de cerca, con funcionarios

amables (nada parecido a muchos del Plan República, claro, Bogotá

sigue siendo una universidad y Caracas un cuartel, Bolívar dixit),

nada de colas –tal vez por la elevada abstención, la verdad es que no

aprendemos los latinoamericanos- y con resultados al principio de la

noche del 98% de la votación sin tener “el mejor sistema automatizado

del mundo”. Candidatos de lujo todos, la verdad es que sentí una

envidia cochina.

¿Tiempo perdido? ¡Tiempo robado! | Por Fernando Luis Egaña

¿Tiempo perdido? ¡Tiempo robado! | Por Fernando Luis Egaña

Estos largos años de bonanza petrolera en el siglo XXI habrían podido servir para darle un impulso cuántico al desarrollo nacional. Y lo que ha ocurrido es exactamente lo contrario

Fernando Luis Egaña.- Estos largos años de bonanza petrolera en el siglo XXI habrían podido servir para darle un impulso cuántico al desarrollo nacional. Y lo que ha ocurrido es exactamente lo contrario. Lo positivo de Venezuela ha sido destruido sin piedad y lo negativo ha sido multiplicado sin fin.

Prisioneros de los principios | Por Ángel Rafael Lombardi @LOMBARDIBOSCAN

Prisioneros de los principios | Por Ángel Rafael Lombardi @LOMBARDIBOSCAN

Los voceros del proceso parecieran tener el monopolio de una moral superior en torno a la vida social y la política

Uno conversa con los amigos y el principal clamor es: “que no termina de pasar nada” en los aciagos momentos que se viven. La gente, en su buena fe, no aspira al derrocamiento del actual gobernante, aunque sí apuesta por su rectificación y a la recuperación de una normalidad en la vida social que hoy luce trastocada.

La costumbre del caos | Por Fernando Luis Egaña

La costumbre del caos | Por  Fernando Luis Egaña

Peor que el caos es la costumbre del caos. Venezuela puede salir del caos y avanzar hacia un orden democrático. Y para ello es necesario que el país redoble su lucha contra la hegemonía

El que Venezuela sea un país caotizado, si se permite la palabra, es una realidad cada vez más y mejor percibida por el grueso de los venezolanos. Y es una realidad un tanto paradójica, porque el caos o el desbarajuste delirante del orden social ha ocurrido, especialmente, bajo el dominio de una neo-dictadura o una dictadura disfrazada de democracia.

“Otra más” | Por Carolina Jaimes Branger @cjaimesb

“Otra más” | Por Carolina Jaimes Branger @cjaimesb

Los últimos sucesos cuyos autores son adolescentes me han hecho reflexionar sobre cuándo los rateros se convirtieron en asesinos a sangre fría

Carolina Jaimes Branger.- Los últimos sucesos cuyos autores son adolescentes me han hecho reflexionar sobre cuándo los rateros se convirtieron en asesinos a sangre fría. Hace un par de meses mi amiga Carmen Cecilia Urbaneja escribió para el Concurso Cartas de Amor de Montblanc una bellísima carta donde de manera magistral y a través de sus experiencias con el pan con mantequilla hace un recuento de la Caracas que se nos fue:

¡Libertad! Una palabra peligrosa | Por Daniel Sánchez Silva

¡Libertad! Una palabra peligrosa | Por Daniel Sánchez Silva

Definitivamente la palabra “Libertad” es una palabra muy peligrosa de pronunciar en este país pues te puede costar la vida. Sin embargo prefiero vivir con dignidad y pronunciar la palabra que encierra uno de los derechos humanos más sagrados del hombre, después del derecho a la vida y este es el derecho a la libertad

En el año 1937 gobernaba Venezuela el general Eleazar López Contreras, comenzaba el segundo año de mandato luego de la larga dictadura de 27 años del general Juan Vicente Gómez. El pueblo venezolano y en especial la juventud, los estudiantes, anhelaban un país mejor el cual se alejara el fantasma de la represión gomecista