Daniel
Daniel Sánchez Silva

Medico – Cirujano UCV. Especialista en Anestesiología, Medicina Crítica CMC, Gerencia de servicios de Salud UCAB. Maestría de Historia de Venezuela UCAB. Anestesiólogo del Hospital Vargas de Caracas. Profesor de Historia de la Medicina Facultad de Medicina UCV. Individuo de numero sillón 1 de la sociedad Venezolana de Historia de la Medicina

¡Libertad! Una palabra peligrosa | Por Daniel Sánchez Silva

Definitivamente la palabra “Libertad” es una palabra muy peligrosa de pronunciar en este país pues te puede costar la vida. Sin embargo prefiero vivir con dignidad y pronunciar la palabra que encierra uno de los derechos humanos más sagrados del hombre, después del derecho a la vida y este es el derecho a la libertad

En el año 1937 gobernaba Venezuela el general Eleazar López Contreras, comenzaba el segundo año de mandato luego de la larga dictadura de 27 años del general Juan Vicente Gómez. El pueblo venezolano y en especial la juventud, los estudiantes, anhelaban un país mejor el cual se alejara el fantasma de la represión gomecista

¡Una cátedra en la calle! | Por Daniel Sánchez Silva

Las universidades tal como las conocemos, nacieron en la edad media. Eran corporaciones o gremios de profesores y estudiantes, los cuales se agrupaban para impartir conocimientos. En un principio no tenían sede propia de manera tal que a usanza del estilo griego, los profesores les impartían las clases a sus alumnos en las plazas y calles de los pueblos

Las universidades tal como las conocemos, nacieron en la edad media. Eran corporaciones o gremios de profesores y estudiantes, los cuales se agrupaban para impartir conocimientos. En un principio no tenían sede propia de manera tal que a usanza del estilo griego, los profesores les impartían las clases a sus alumnos en las plazas y calles de los pueblos.

Un verdadero héroe civil. A 228 años del natalicio de José María Vargas | Por Daniel Sánchez

Al parecer quisieran enseñarnos que la historia de Venezuela es fundamentalmente militar. Una historia plagada de batallas, montoneras, héroes militares, traiciones y guerras civiles. Pero una sociedad no se construye con la pistola y la pólvora, nunca la violencia ha construido escuelas o salvado una vida

Al parecer quisieran enseñarnos que la historia de Venezuela es fundamentalmente militar. Una historia plagada de batallas, montoneras, héroes militares, traiciones y guerras civiles. Pero una sociedad no se construye con la pistola y la pólvora, nunca la violencia ha construido escuelas o salvado una vida. Una sociedad se construye a base de valores morales y éticos, y resalto bien la palabra construcción porque pareciera que lo militar implica lo contrario.

“Los estudiantes y los carnavales de 1928” | Por Daniel Sánchez Silva

Fueron sin duda los carnavales más importantes del siglo XX venezolano, pues en ese momento nacía lo que posteriormente seria recordado como la generación del 28’. Un grupo de estudiantes de manera pacífica protestaron en contra de la dictadura más cruel del siglo pasado y al final fueron puestos en libertad. La población apoyo a sus muchachos y el dictador desde Maracay, aún muy lejos de caer, retrocedió

Para febrero de 1928 el general Juan Vicente Gómez llevaba 20 años en el poder bajo una dictadura férrea. Parecía que en Venezuela “todo estaba normal”, nadie se atrevía a hablar y mucho menos a manifestar en contra del gobierno. Gómez era el amo absoluto del país, y tan seguro se sentía que gobernaba desde la ciudad de Maracay en el estado Aragua y no desde Miraflores en la Capital.

El movimiento estudiantil y los cambios en Venezuela | Por Daniel Sánchez Silva

Uno de los actores sociales que ha generado cambios a lo largo de la historia de Venezuela han sido los estudiantes. La juventud que muchas veces se relaciona con rebeldía, con “estar en contra del sistema” y con su insaciable deseo cambios; también ha entrado en el ruedo de la historia política de nuestro país a lo largo de los años

Uno de los actores sociales que ha generado cambios a lo largo de la historia de Venezuela han sido los estudiantes. La juventud que muchas veces se relaciona con rebeldía, con “estar en contra del sistema” y con su insaciable deseo cambios; también ha entrado en el ruedo de la historia política de nuestro país a lo largo de los años.

La tristeza se apoderó del Vargas | Por Daniel Sánchez Silva

A principio de la tarde nos informaron que había llegado un paciente herido por arma de fuego el cual procedía de la manifestación. Rápidamente subí a la emergencia y me encontré con un joven de 23 años quien presentaba una herida por arma de fuego en el cráneo

 ¡Y la impotencia nos alcanzó!

SER: La revista de salud para el pueblo | Por Daniel Sánchez Silva

La revista SER nos dice mucho de la Venezuela que fuimos y de nuestra grandeza. Ojala algún día nos recuperemos y volvamos a ser el país que todos anhelamos

Daniel Sánchez Silva.  Unas de las funciones primordiales del Ministerio de Sanidad, creado en 1936, era la de mantener informado al pueblo sobre la situación de salud. Asimismo una labor importante era la educativa y ¿cómo educar al pueblo sobre los mejores hábitos higiénicos? En la Venezuela post gomecista las enfermedades endémicas eran el paludismo o malaria, la tuberculosis, la bilharzia, la disentería, etc. La mayoría de estas enfermedades se podían prevenir mediante una adecuada higiene y educación.

“Un paladín en contra de la malaria” Arnoldo Gabaldón y el paludismo | Por Daniel Sánchez

Es una lástima que en la Venezuela del siglo XXI se haya recrudecido la malaria, luego de haber sido erradicada. El ministerio de sanidad abandono los programas exitosos de Gabaldon y ahora estamos pagando las consecuencias

Daniel Sánchez Silva El paludismo o malaria es una enfermedad parasitaria cuyo agente causal es el “plasmodium”, un protozoario que ataca el glóbulo rojo alojándose en él y posteriormente destruyéndolo. El vector o agente que porta al parásito es un zancudo denominado “anopheles”. La sintomatología por lo general es de una fiebre alta, seguida de escalofríos, nauseas, vómitos, dolor de cabeza y hemorragias que por lo general conducen a la muerte.

Una Policromía para la salud | Por Daniel Sánchez Silva

El Hospital Universitario es una obra de arte que solamente al observarlo apreciamos su grandeza y belleza, algo que también los pacientes saben valorar.

Daniel Sánchez Silva El arte y la medicina de alguna manera siempre se han encontrado ligados. Durante toda la historia de la humanidad hemos visto como el hombre rinde culto a la feminidad o a la fertilidad, al esculpir figuras femeninas embarazadas y enterrándolas en los cultivos para tener una buena cosecha. Igualmente los griegos realizaron esculturas de dioses de la medicina como Esculapio. La figura esbelta del David de Miguel Ángel nos habla de la perfección del ser humano. Y las Meninas de Velázquez nos insinúan una enfermedad de la infanta Margarita de Austria.

“El Concepto de Salud” ¿Somos un país sano? Por Daniel Sánchez Silva

Pues claramente queda demostrado que el concepto de salud de la OMS no se aplica en Venezuela, somos un país enfermo, una sociedad con grandes crisis de valores y aunque las cifras oficiales maquilladas o no, digan lo contrario

Daniel Sanchez Silva.  Cuando hablamos de salud y nos referimos al concepto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), expresamos que es el pleno bienestar bio-psico-social del ser humano y no la simple ausencia de la enfermedad. De manera que la salud lo abarca todo, como una adecuada situación económica para suplir nuestras necesidades básicas. Un compañero o compañera sentimental que llene esa parte fundamental en el amor. Una buena alimentación, buen empleo y una adecuada situación de seguridad que nos proporcione la salud mental que tanto merecemos.

El delirio de un gran hombre | Por Daniel Sánchez Silva

El maestro Tito Salas inmortalizo este poema en el cuadro que podemos ver tanto en el panteón Nacional como en la Casa Natal del Libertador

Daniel Sánchez Una de las piezas poéticas más hermosas del siglo XIX “Mi delirio sobre el Chimborazo” fue escrita por nuestro libertador Simón Bolívar. En este poema (aunque algunos aun discuten su autoría) Bolívar expone un encuentro con el padre del tiempo al momento de subir al Chimborazo. Esta poesía escrita durante el mes de julio de 1822 relata la ilusión, alucinación o simplemente la inspiración de un hombre frente a la inmensidad de la naturaleza.

Un muñeco que enseña | Por Daniel José Sánchez Silva

Ahora entonces pensaremos que así como el piloto del avión pasa muchas horas de entrenamiento en el simulador de vuelo; los anestesiólogos venezolanos también realizamos la simulación para corregir los errores que en un momento dado podríamos cometer en un ser humano

Cuando nos montamos en un avión y comenzamos el ascenso, muchos de nosotros nos sentimos tranquilos pero otros presentan algo de nerviosismo. Es que la vida de todos los pasajeros depende de una persona y ese es el piloto de la nave. Si lo observamos al entrar y nos percatamos que es una persona madura que exhibe canas en su sien, entonces nos sentiremos tranquilos porque este individuo tendrá más experiencia (horas de vuelo). No sabemos que este conductor, antes de comandar su nave, ha tenido que pasar múltiples horas en un simulador de vuelo en donde le entrenan en varias dificultades que podría presentar durante su práctica.

“La miseria” de Cristóbal Rojas | Por Daniel Sánchez Silva

De modo que “La Miseria” de Cristóbal Rojas, tiene que educarnos no solamente en la historia de la medicina de finales del siglo XIX, sino de la realidad social vivida en esta época, que tiene similitud con épocas posteriores incluyendo la actual

Daniel Sánchez Silva.- Cristóbal Rojas (1857-1890), es junto a Arturo Michelena, uno de los representantes más destacados de la pintura venezolana del siglo XIX. Nacido en Cúa estado Miranda, recibió una beca junto a su colega Arturo Michelena para estudiar en Paris, luego de haber ganado medalla de plata por su obra “La muerte de Girardot en Bárbula”. La pintura de Rojas se caracterizó por motivos oscuros, de sufrimiento y enfermedad. Pinta sobre el terremoto de 1812, sobre la primera y última comunión y la muerte de Girardot entre otros.

La Miseria: esta obra de Cristóbal Rojas pintada en 1886 (Óleo sobre tela 180.4 x 221.4 cm) se encuentra en la Galería de Arte Nacional (GAN). En ella podemos observar un hombre con mirada taciturna, resignado a su destino y con una expresión de dolor e impotencia, al lado de su compañera (esposa) que yace en una cama moribunda. La escena no puede ser más elocuente, y provoca al observador la más profunda tristeza ante la situación de esta pareja. Las sabanas raídas de viejas, un catre de metal y un colchón muy deteriorado. La mujer aparece semidesnuda quizás porque carece de pijamas o ropa de dormir. El piso de madera con algunas tablas rotas, las paredes envejecidas lo cual demuestra que no se han pintado en años.

Para la época de la pintura 1886, la tuberculosis era la principal causa de muerte en el país. Esta enfermedad atacaba a las persona, por lo general, con bajas defensas (desnutridos, indigentes, con poco aseo o malos hábitos de higiene). No fue por casualidad que Europa la llamó enfermedad de la miseria. El cuadro de Rojas pareciera detallarnos un hombre desempleado, que no puede llevar el sustento a su familia y una mujer muriendo de tuberculosis y desnutrición.

Esta peste de la tuberculosis, además del desempleo formara la verdadera enfermedad que existía en Venezuela y que aún no hemos podido erradicar “La Pobreza”. Para las décadas de los años 60’ 70’ y 80’ del siglo pasado, la iglesia latinoamericana alertaba sobre la situación de pobreza del continente y la catalogo como una situación de pecado. Es realmente la pobreza, la enfermedad que no hemos exterminado. El cuadro social de finales del siglo XIX, desempleo, pobreza, enfermedad, se va a repetir a lo largo del siglo XX y aun en el siglo XXI

No es de extrañarnos que enfermedades como la Tuberculosis repunten en el país al igual que el Paludismo y el Dengue. Somos víctimas de malas políticas de salud y del abandono de programas exitosos que erradicaron estas enfermedades en el siglo pasado. Que nos puede enseñar entonces Cristóbal Rojas? Aparte de una extraordinaria pintura llena de juegos de penumbras y colores, un alma empeñada en pintar algunas veces el lado oscuro de la realidad.

En esta pintura, a diferencia del “Niño Enfermo” de Michelena, no hay un médico que vea a la paciente. No lo hay porque no tiene como pagarlo, su estado de minusvalía, pobreza e indefensión es tal que ya se ha entregado a la realidad y ha dejado de luchar. Solo espera la muerte de su amada y todo lo que puede hacer es acompañarla en sus momentos finales. La ausencia del médico nos dice mucho sobre la medicina de este siglo, para la fecha del cuadro 1886 aún no se había construido el Hospital Vargas y los pocos hospitales que existían, era solamente casas de caridad en donde los pacientes llegaban a morir para no hacerlo en las calles.

De alguna manera padecer de Tuberculosis era una condena muerte aunque en 1882 Robert Koch había descubierto el bacilo que lleva su nombre y causante de esta enfermedad, aun no se había desarrollado la vacuna contra este mal. De modo que “La Miseria” de Cristóbal Rojas, tiene que educarnos no solamente en la historia de la medicina de finales del siglo XIX, sino de la realidad social vivida en esta época, que tiene similitud con épocas posteriores incluyendo la actual.

  Daniel Sánchez Silva | @CodigoVenezuela

El niño enfermo, de Arturo Michelena | Por Daniel Sánchez Silva

Así pues que este bellísimo cuadro de Arturo Michelena, hoy en día tiene mucho más que enseñarnos, no solamente historia de la medicina sino sobre nuestra relación con los pacientes, que debería ser la mejor sin importar la época.

Daniel  Sánchez Silva Uno de los más grandes pintores del siglo XIX, el venezolano Arturo Michelena, realizó una obra espectacular hacia 1886. Se trata del “El niño enfermo”, que ganará medalla de oro en el salón del artista en París en 1887. Se trata de una pintura en donde aparece un niño en una cama, su madre preocupada observa atentamente al médico quien le da las indicaciones para la mejoría del pequeño. El padre del niño se encuentra en la cabecera de la cama alerta a las explicaciones del galeno. La hermana menor está alejada, probablemente asustada, cerca de la ventana, viendo con cierto temor al facultativo.

A 250 años del inicio de los estudios médicos en Venezuela | Por Daniel Sánchez

El próximo 10 de octubre se cumplirán 250 años del inicio de los estudios médicos en Venezuela. Ante esta magna fecha es necesario realizar varias reflexiones históricas y contemporáneas

El próximo 10 de octubre se cumplirán 250 años del inicio de los estudios médicos en Venezuela. Ante esta magna fecha es necesario realizar varias reflexiones históricas y contemporáneas. En la Caracas desde 1696 estaba funcionando la única institución de educación superior de la provincia de Venezuela “El magnífico, real y seminario Santa Rosa de Santa María de Lima de Santiago de León de Caracas”, no sería sino hasta el año de 1725 cuando se transformaría en “Real y Pontificia Universidad de Caracas”. Esta institución contaría solamente tres carreras: Teología, Cánones y Leyes.